14 noviembre, 2009

Diario de un sueño

"Se me ha dormido un sueño en el café, vencido por una promesa de pronto volver". Retornaré a las calles de Barranco, que ahora tienen otro sonido, otro aire y volveré a revivir las noches y los días deshojando ideas, sueños y recuerdos en un tranquilo parque, frente al mar o en un pintoresco restaurante. Quiero echar la vista atrás y volver a pasear por los lugares que recorrimos juntos.

Domingo, 01 de noviembre: Luego de que Patty me recogiera de casa, la amiga que me acompañaría a recogerlos del aeropuerto, iba alegre y nerviosa, finalmente el gran momento se acercaba. Llegamos cuando ya estaban en el área de llegada de vuelos internacionales. Una mirada de reconocimiento, un abrazo, unas sonrisas, no hacía falta más. Y arriba el sol brillando como no hacía en mucho tiempo y de allí a Barranco donde estaba el alojamiento que habían reservado, un sitio agradable (una semana antes lo había ido a visitar para ubicarme y reconocer el lugar). Este fue el inicio de una de las aventuras más felices de mi vida. Dejaron su equipaje y marchamos a conocer los lugares más representativos de Barranco. Teníamos hambre, pero aún era temprano y no habían muchos restaurantes abiertos, así que un paseo nos venía bien; por suerte nos topamos con una feria de comida y dulces criollos... su primer contacto con nuestra comida típica, "un suspiro a la limeña". Luego el descenso a la "Bajada a los baños ", otrora a principios del siglo XX un centro de diversión para la crema y nata limeña. Nuestro gato disfruta mucho del agua y ya ansiaba zambullirse en nuestro tranquilo mar, pero lo pospusimos para más adelante. Conocieron "La Ermita", antigua capilla de pescadores y viajeros.

La Ermita

Bajada a los baños

Paseamos por "El puente de los suspiros", construido en 1876 e inaugurado el 14 de febrero, déjenme citarles unos versos que le dedico Chabuca Granda:
"Puentecito dormido
y entre murmullo de la querencia,
abrazado a recuerdos,
barrancos y escalinatas.
Puente de los suspiros
vengo a que guardes
en tu grato silencio
mis confidencias.
Es mi puente un poeta que me espera
con su quieta madera cada tarde
y suspira y suspiro
me recibe y me deja
solo sobre su herida su quebrada"
y este desemboca en el pasaje que lleva el nombre de la autora, nacida en este distrito.

Después de unas horas todo empezaba a cobrar vida, las tiendas perezosas por las jaranas de la noche anterior (día de la canción criolla) recién empezaban a abrir sus puertas. Y nosotros a conseguir un lugarcito tranquilo para saborear el ceviche y la tan promocionada cerveza cuzqueña y el pisco sour, creo que no quedaron defraudados.
Luego tomamos un taxi para llegar a tiempo y visitar la Huaca Pucllana, ubicada en pleno centro de Miraflores. Debo decir que es una de las mejor conservadas de las que se levantaron a lo largo de la costa limeña. Las huacas eran centros religiosos de las primeras culturas surgidas en la zona y también lugares donde se depositaban ofrendas. El paseo fue bastante instructivo. Luego coger un bus para llegar hasta Larcomar, (Julio César había visto las hermosas torres que son el distintivo del lugar y quería visitarlo) es un centro comercial orientado casi exclusivamente para el turismo, con una preciosa vista al mar repleto de bonitas y elegantes tiendas. Y la charla seguía, como siempre acompañados de nuestra cerveza morena. Saben, comprendí que el hogar no son cuatro paredes, el hogar está donde te sientes a gusto, querido, y puedes pasarte horas de horas charlando y el tiempo es lo que menos importa.

Huaca Pucllana y perritos peruanos sin pelo

Larcomar, al fondo se ve una de las torres de las que les hablaba

De vuelta a Barranco, es estupenda la capacidad de orientación de Julio César, creo que el termino guiándonos a todos, porque yo soy super desorientada. Teníamos todo a la mano; farmacias, locutorios, restaurantes, casas de cambio y Metro (supermercado) que se convirtió en nuestro centro de abastecimiento para todo lo que hiciera falta. Más charlas amenas y a casa... Esta rosa siempre llegaba como la cenicienta, antes de dar las doce campanadas.

Lunes 02 de Noviembre: Julio César tenía una entrevista con los representantes de la Facultad de Educación de La Pontificia Universidad Católica de Lima; así que los planes se retrasaron hasta las 2:00 pm. Nuestro destino era ahora el Centro histórico de Lima. Palacio de Gobierno, a secas, aquí no tiene ninguna denominación en especial. La Plaza Mayor y su hermosa fuente central y claro tenían que conocer la Basílica de la Catedral de Lima y todos los tesoros que guarda; valiosas pinturas, tallados preciosos en madera, galerías con exposiciones especiales. Y luego me los lleve a la Iglesia de San Francisco, cuyo principal atractivo son las denominadas catacumbas (espacios subterráneos donde se enterraban a los sacerdotes de la orden de los franciscanos) actualmente apenas si son 30 los que continúan al servicio de esta orden. Hay galerías muy bellas, pero por desgracia están expuestas a la humedad y muchos de los artesonados de madera de cedro han sucumbido al paso del tiempo, los elementos y una inadecuada conservación.

Plaza Mayor, al fondo Palacio de Gobierno

Frontis de la Basílica Catedral de Lima

Iglesia de San Francisco

Luego nos fuimos a dar un mini recorrido por el Jr. de la Unión, otro conglomerado comercial y de nuevo a nuestro Barranco. Conversaciones acompañadas con nuestra "morena", los mentolados y la noche fría, pero para mis amigos que vienen de un clima menos benigno, era perfectamente soportable. Las noches son nubladas por esta temporada y en vano buscábamos estrellas en el cielo, apenas si hallamos una, tímida y solitaria titilando sobre el oscuro manto; me imagino que el cielo de Bogota ha de ser muy bello por las noches. Tendrían que ver nuestro cielo en los meses de verano, completamente estrellado.
Le habíamos tomado gusto a un Café acondicionado dentro de un vagón antiguo, este se convirtió en nuestro lugarcito para una merienda ligera o un tinto (café fuerte sin azúcar). Y de nuevo a casa rayando las doce. Ya me sentía una especie de Sherezade, solo que era yo la que se entusiamaba con las conversaciones de Julio César y era una lástima interrumpirlas antes del nuevo día.

Martes 03 de Noviembre: 6:20 am. destino, la Ciudadela de Caral, teníamos que coger el bus de las 7:00 que nos llevaría a Barranca, allí nos esperaría Don César para llevarnos al mismo Caral (que está como a una hora de la Plaza de Armas de Barranca)... llegamos a la terminal con las justas, ya partía el bus de esa hora y no podíamos retrasarnos. Luego serían cuatro horas de viaje hasta llegar a Barranca, durante el viaje no hay mucho que ver, una vez se sale de Lima ciudad, el resto es solo desierto y más desierto. Formaciones rocosas o de arena erosionados por el viento y del otro lado el mar; esta es una extensión que forma parte de la Carretera Panamerica denominada "Pasamayo" y de trecho en trecho algun poblado. Como ven en la foto, durante el viaje de retorno el auto va pegadito al precipicio... "de pelos" como diría Bart.

Desierto

Pasamayo, pegadito al abismo como les dije

Continuara...


Les pongo fotos de internet como referencia, el turuleco (así le digo de cariño) de mi hermano reside en Huaral y no tiene cuando enviármelas, pero les prometo que en cuanto me las envíe, haré una galería exclusiva de ellas.

3 comentarios:

Mar del Norte dijo...

Qué maravilla, Rosa!!!
Gracias por compartir...
1beso

El César del Coctel dijo...

Mi Rosita, me has regresado el aroma de mar, el suspiro a la limeña, los mentolados, la Cusqueña al lado de Chabuca jajaja el perro policia y la calidez de la noche acompañado de tí y de mi Gato.... ¿sabes?, qué delicia fue estar en Barranco... aunque no puedo negar las aventuras por Miraflores.

Gracias por escribir
Besotes y abrazos

Volveré por acá... y por supuesto, por tu bello país

Dark Angel dijo...

Yeahhhh
hermoso hermoso hermoso..
que envidia de coctelero!
ayer me ha hablado, me ha dicho que me has llamado, lo cual es raro... siempre he contestado el celular... quizas por el interno he de repetirte el numero, no recuerdo haberlo cambiado.
NOs veremos esta semana, para hablar y comentar todo...
Me dice Oz que si aun tienes la monalisa sin pegar en la pared, que si le puedes enviar una imagen de scanner de ella... quiere hablar de ti en su blog...
pormenores por el interno... un mail conjunto para ti y para marga que vengo escribiendo a retacitos.
besos mi cielo... mil de ellos desde mi lejana galaxia
pd. Perros sin pelo?????? jajajaja que locos!